Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Pagina de Inicio Agregar a Favoritos
Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Relatos Eroticos de Infidelidades
Aqui encontraras los mejores Relatos Eroticos, Cuentos Calientes, Historias Cachondas, Fantasias XXX, Confesiones Privadas, Sueños Ardientes

De secretaria a encargada (Infidelidades)
Autor: Anonimo | Publicado: 2007-02-09 | Puntaje: 10 | Votos: 5 (Votar)

Me llano stephania y después de muchas dudas decidí compartir con ustedes mi experiencia... soy una mujer casada de 31 años, nacida en san josé de costa rica y por razones del destino cuando pequeña..

Me llano Stephania y después de muchas dudas decidí compartir con ustedes mi experiencia... Soy una mujer casada de 31 años, nacida en san José de Costa Rica y por razones del destino cuando pequeña tuve que viajar a hacer vida en otro país, no me jacto pero mis amigas y amigos dicen que tengo un buen cuerpo y que soy una mujer bastante atractiva, a los 10 años llegué a ciudad de panamá, allí a la edad de quince años conocí el que hoy día es mi esposo Jonathan, el es 9 años mayor pero desde el primer día en que lo ví supe me casaría con el, y así sucedió, de esta unión nacieron tres niños hermosísimos de los cuales me siento muy orgullosa. Creo que por motivos culturales y de crianza siempre me mantuve ajena del tema sexual y hasta una vez me horrorice cuando Jonathan me mostró una revista con fotos de personas teniendo sexo. Siempre fuimos una pareja tradicional enmarcada en las normas que nosotros mismos nos impusimos, nunca hemos tenido problemas de ninguna clase nos hablamos, compartimos y hacemos nuestra vida llevadera. Nunca nos preocupamos por el sexo ni por conocer nada más allá de los encuentros quincenales rutinarios siempre en domingo para desahogar las ganas de intimidad. Ya había nacido mi segundo hijo cuando por accidente, conocí lo que era el sexo oral , todo sucedió cuando sorpresivamente hacían una evaluación del personal en la oficina y yo no estuve presente, mi amiga (claudia), se enteró que debido a mi falta me despedirían y se tomó la libertad de decirle en mi nombre al encargado que yo era una persona muy valiosa y que estaba muy apenada por haber faltado a la evaluación, pero que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa por conservar mi puesto, ella esperaba que este le dijera que me repetiría la evaluación o que tendría que trabajar horas extras gratis en domingo, pero no fue así, por el contrario este sin titubear de una forma muy directa le contesto que solo a cambio de una buena mamada el asunto quedaba olvidado, palidecí del miedo cuando escuche a mi amiga decirme esto, luego la mas sorprendida fue ella al enterarse que yo nunca le había hecho sexo oral a un hombre, ni siquiera a mi marido. Por momentos, nos rendimos luego dudamos pero ante la falta de tiempo, la insistencia de mi amiga y pensar que en casa no era el mejor momento para quedarme sin trabajo, decidí hacerlo. Créanme que no fue nada fácil, el pudor de ver por primera vez en mi vida una polla que no fuera la de mi marido, era indescriptible, y completamente diferente, y al no saber que era exactamente lo que tenía que hacer me llene de nervios y creo que le di un par de mordisquitos que a juzgar por su cara no estuvieron del todo bien, al principio y recordando las instrucciones de mi amiga, le acaricié un poco de arriba abajo con mis manos, luego le di uno besitos cortos hasta pasarle suavemente mi lengua por toda la polla que fue agrandándose poco a poco hasta casi no caber en mi mano, parecía una broma, por momentos titubee y no sabia si continuar o no, cuando con sus manos me tomo la cabeza con suavidad y la llevo hasta su polla que ya había alcanzado su mejor tamaño, puse aquella cosa enorme en mi boca, en el vaivén pensé que se me saldrían los ojos de sus orbitas, pero lentamente y sus manos que nunca dejaron de acariciar mis tetas, me fue muy bien, continué por largo rato succionando el dulce jugo que salía constantemente de ese maravilloso tubo, cuando acabó, creo que mas de un vaso de semen salio de su ser, el sabor era algo especial no se parecía a nada que hubiese probado antes era como un néctar dulce y amargo a la vez de esos que provocan adicción a quienes lo prueban, lo trague todo y solo derramé un poco y estuve a punto de recogerlo para ponerlo de vuelta en mi boca, lo estuve acariciando y besando hasta un rato después de que había acabado y ya estaba poniéndose dura otra vez cuando le dije que eso era todo, nos besamos un rato mas, me arregle el vestido y Salí a mi escritorio, como era de esperarse recuperé mi empleo y todo volvió a ser como antes, después de eso me pidió ir a la cama muchas veces pero me rehusé diciendo que me encantaría pero no tenia tiempo, nada mas pensar meterme ese enorme artefacto en mi pequeña chuchita me mataba de nervios, y no es que jhon lo tenga pequeño, sino que este era el doble de grande y ya me imaginaba llegando a mi casa como si viniera de 8 horas a caballo, al poco tiempo el encargado fue transferido a otra oficina y a mi me promovieron en un santiamén, a pesar de lo mucho que me gusto chuparla donde nunca me atreví a ponerlo en practica fue en casa, no porque no tuviese ganas sino porque siempre pensé que a Jon no le gustaría, una vez le escuche conversando con un amigo nuestro acerca del sexo anal y los orgasmos que se obtienen por el culo y la cara de jhon no era de gusto que se diga, mi primer orgasmo verdadero fue a los veintisiete años, ya era madre de tres niños y creo que ocurrió porque mi amiga estuvo contándome sus fantasías y proezas sexuales en el almuerzo y esa noche cuando hacía el amor con jhon no dejaba de pensar en ello, jhon me cabalgaba con fuerza y justo cuando acababa dentro de mi creí que era un ataque de convulsiones, se me fue la vista, y gemí de una manera que Jon se sonrojó y puso una cara que ni les cuento. Dicen que si uno no sabe averigua y al poco tiempo en la oficina empezaron a hablar mas abiertamente del sexo, las fiestas y a bromear con las piñatas, no se como se les llama en otros países, pero aquí la piñata es una mujer y varios hombres le dan de palos por sus orificios, mi amiga lo hizo con tres hombres y luego no quería hacerlo solo con uno solo, ella es soltera y aunque vive con su novio, su vida sexual es aparte y siempre hace lo que le place. Hace dos años como una ventaja de mi nuevo puesto, hicimos un viaje de trabajo a Acapulco en México, mi amiga insistía en que era nuestra oportunidad y que de una buena vez diera rienda suelta a mis pasiones y aprovechara esos cortos días lejos de casa para experimentar cosas nuevas, así el ultimo día y luego de una larga jornada de trabajo hicimos un pequeño brindis de despedida en mi habitación con mi amiga y cuatro compañeros mas de las otras oficinas invitadas con quienes habíamos desarrollado una buena amistad, me senti muy halagada al ver como husmeaban en mi blusa cada vez que me reclinaba a buscar mi trago, cansados de trabajar, entre el tequila y el cansancio y las cervezas mejicanas que son muy fuertes, empezamos a bailar, del baile vinieron las caricias, luego comenzamos a besarnos unos con otros y luego las ropas se desvanecieron como por arte de magia y sin pensar en lo que venia comenzamos a chupársela a todos en fila uno al lado del otro, así empezó, me los monte a los cuatro, uno tras otro y de dos en dos, mi amiga también se aplicó y se metía una en el culo, una en la chucha y una en la boca, mientras yo me encargaba del otro, las penetraciones no paraban, por alguna razón la excitación de estos machos era de película, por lo que el tiempo entre un polvo y otro se reducía a un par de minutos a lo sumo, no se cuanto semen trague y cuanto me echaron dentro, solo alcance a contar las primeras cuatro porque eran uno por uno pero luego ya no quise contar mas, tuve 5 orgasmos si mal no recuerdo y en posiciones que ni en sueños había imaginado, me metieron la polla hasta la garganta y en mi chuchita al mismo tiempo sincronizando el movimiento de entrada y salida, era como estar en la luna, no pude metérmelo en el culo aunque lo intentaron varias veces porque me dolió y no estaba preparada, a parte que la galería de pollas con que contábamos no eran las adecuadas para una penetración anal por primera vez, chingamos toda la noche y parte de la mañana, cuando desperté a pesar del dolor de vientre y la chucha enrojecida, todavía tenia ganas de chingar, desperté al que estaba a mi lado le cogi la polla y me la metí en la boca hasta que se paro y comencé nuevamente la fiesta, me coloque de lado y introduje en mi rajita que no tardo nada en amoldarse a la medida de su visitante, gemí de placer y desperté a otro de mis compañeros quien no dudo en poner automáticamente su polla aun dormida en mi boca, chingue solo con tres esa mañana antes de regresar porque ya no teníamos tiempo para llegar a el aeropuerto, allí cada quien tomo su destino y volvimos a casa, durante el viaje en vez de pensar en jhon, los niños, la llegada a casa y lo que iba a decir, lo que pensaba era en cuando seria y lo que haría en un nuevo viaje de trabajo. Luego de mi llegada y aunque les parezca raro, a partir de ese momento disfruto mas el sexo con jhon, poco a poco he ido introduciendo ciertas cosillas en la cama para ponerle sabor a la cosa, así he ido satisfaciendo mis deseos y necesidades a la par de las de el, por su parte ha accedido a darme un poco mas y se esta abriendo un poco mas a todas las modalidades del sexo, ahora le encanta que se la chupe y ya no pone mala cara cuando juego con su semen en mi boca, hemos intentado ponérmela en el culo y aunque acaba rapidito ya el solo intento nos gusta a ambos, también lo hemos hecho en varios sitios como en el coche, y en el balcón de la casa a veces le da pena pero no se detiene, no niego que me he dado una que otra escapadilla, de vez en cuando no cae nada mal, mantengo el contacto con mis compañeros de Acapulco, que aunque están lejos en otras oficinas de vez en cuando inventan cualquier excusa para venir a visitarnos y nos la pasamos de lo lindo recordando viejos tiempos, retozando de placer en un motel cercano. El encargado que me dio el ascenso viene regularmente a la oficina y ya me lo he montado varias veces, por supuesto que luego paso una semana sin ganas de nada, pero bien vale la pena, nunca he visto polla mas grande, y además es un animal en el sexo, le encanta que se la chupe y cuando la tiene a tono me la mete como si no tuviera freno, me arranca gritos que se confunden entre el placer y el dolor que ningún hombre había logrado en mi, me pone en toda clase de posiciones acrobáticas jamás vistas y como soy menudita de tamaño juega conmigo de un lado a otro como si fuese su muñeca de placer, como si fuera poco tiene un aguante como ninguno y pasa hasta una hora chingandose mi chucha incansablemente hasta lo mas profundo que puede llegar, la pone roja como un ají tomate, y luego la refresca con una marejada de semen ardiente que llena mis entrañas de punta a punta, si algún un día debo escoger a un solo amante con quien quedarme me quedaría con el, porque es fogoso y ardiente como ninguno, claro que jhon no entra en ese clásico, el es mi marido y esposo y aunque se que está mal que le monte los cuernos, es algo que no puedo evitar y mientras el no lo sepa no le va a hacer daño, yo trato de hacerlo bien y que no sospeche nada, hago mi trabajo de madre, esposa, amante y amiga a cabalidad y estoy segura que esta muy satisfecho, feliz y orgulloso de la mujer que tiene. Espero que les haya gustado mi historia y que disfruten leyéndola tanto como yo escribiéndola. Chaito.

Lista de Relatos Eroticos Infidelidades

¡Advertencia! Este sitio contiene material de sexo explícito y está dirigido exclusivamente a público adulto.
Al entrar a este sitio usted certifica que es mayor de 18 años, o mayor de 21 si así lo disponen las leyes que le rigen donde se encuentra,
y que ha entrado voluntariamente a este sitio para ver material de sexo explícito.