Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Pagina de Inicio Agregar a Favoritos
Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Relatos Eroticos de Maduras
Aqui encontraras los mejores Relatos Eroticos, Cuentos Calientes, Historias Cachondas, Fantasias XXX, Confesiones Privadas, Sueños Ardientes

Polvazo en el cine (Maduras)
Autor: Anonimo | Publicado: 2007-02-09 | Puntaje: 7.67 | Votos: 3 (Votar)

Un día acudí a una fiesta de esas en las que uno siempre prefiere quedarse en casa puesto que es la típica fiesta de los viejecitos en plan guateque. tenía que asistir a esa fiesta puesto que mis...

Un día acudí a una fiesta de esas en las que uno siempre prefiere quedarse en casa puesto que es la típica fiesta de los viejecitos en plan guateque. Tenía que asistir a esa fiesta puesto que mis padres habían quedado en acudir por un tema de negocios. Sin contarlo allí me presentaron a PILI. Era una mujer de unos 40 años, no llamaba mucho la atención salvo por el hecho de que, a pesar de su edad, tenía unos pechos de vértigo. Los tenía duros y levantados como los de una cría de 20 años. Esto me llamó un poco la atención puesto que rompía con el dicho de que esta fiesta era para viejecitos ya que Pili tenía un cuerpo bien conservado a pesar de su edad. El caso es que después de la cena, Pili se acercó a mi madre para preguntarle cosas sobre mí. Como a mi estas chorradas no me van me marché al patio a echarme un cigarro. Al instante llegó Pili. Se acercó y me preguntó si bailaba. Le respondí que no me gustaba bailar, pero .... solo el echo de pensar de tenerla entre mis brazos, mi polla comenzaba a calentarse. Accedí a su petición. La agarré por la cintura y comprobé lo que me supodía. Sus pecho hacía tope contra mi pecho, estaban duros, yo intentaba acercarla más a mí y de pronto ella agachó su cabeza y la apoyó en mi hombro. La verdad, allí donde estábamos podía intentar follarmela puesto que no nos veía nadie, pero el echo de pensar que podía ser rechazado me hizo pensarlo dos veces. Al acabar de bailar, mi polla estaba erecta puesto que por mi cabeza pasaban cosas raras pensando en ella. La verdad es que esto quedó así y al cabo de un instante de marché de la fiesta. Cogí a mi novia y intenté aliviar mi excitaba polla. Al cabo de unos días, ambos coincidimos en un cine, yo iba con mi novia unos amigos y ella se encontraba sola. Me acerqué a ella para saludarla y ella me dio dos besos en mi cara. Esto me dijó un poco sorprendido puesto que no contaba que Pili reaccionara de esta manera. Le dije a mi novia y a mis amigos que fuesen entrando que en ese momento me había llamado por el móvil y tenía que ir un momento a casa. Entré en el cine con Pili, sin que me pueden ver. Me senté a su lado y comenzamos a ver la película. Yo de vez en cuando miraba para ella y mi mirada no podía salir de su blusa. Sus pechos seguían calentándome como hacía unos días. Intenté pasar una mano por la espalda de Pili pero ella vio mi intención y me agarró la mano poniéndola sobre sus piernas. Varias veces intenté sacarla de allí sin éxito. Hasta que poco a poco, Pili empujaba mi mano al medio de su entre pierna. Esto me asombró un poco puesto que ahora era Pili la que estaba excitada. Metí la mano entre sus bragas y pude comprobar como su conchita estaba completamente excitada y húmeda. Tiré el bote de las palomitas al suelo, con intención de poder comerme el chochito de Pili. Me agaché y metí mi cabeza bajo las faldas de Pili. Aparté sus enormes braguitas y comencé a meter mi lengua entre su raja. Ella empubaja más y más mi cabeza con intención de que la excitase aún más. Cuando comenzó a temblar. Apartó mi cabeza de su chochita y me dijo que la acompañase al baño. Así lo hice, por el pasillo no podía apartar mi mirada de sus nalgas. Caminaba media abierta de los excitada que se encontraba. Nos metimos en el baño y cerramos la puerta. Ella comenzó a bajarse las braguitas, se acercó a mi y comenzó a comerme con su tremenda lengua. Bajó de un golpe desde mi cara hasta que llegó a mi polla. Desabrochó mis pantalones. Agarró mi pija y comenzó a comer en ella como una perra hambrienta. Estaba que reventaba, se estaba preparando una tremenda corrida en toda regla. Ahhhhhhhhh....... mi corrida salió de un golpe a su boca. A Pili pareció darle un poco de asco porque se dirigió a toda prisa al lavabo con intención de lavarse la boca. Cuando la vi semi-agachada pude apreciar como su culo estaba a punto de tiro y no dudé un instante. Agarré mi polla que ya volvía a estar erecta y se la clavé en todo su culo. Pili tiró un gemido de dolor pero pronto comenzó a moverse y a abrir las piernas para facilitar mis acometidas. Mientras tanto, seguía bombeando su hermoso y pequeño culo. Pensaba en comerme aquellas tremendas tetas que tenía. Desde atrás, desabroché su blusa, la bajé y al momento comencé a desabrocharle el sujetador. Pronto sus pechos que estaban aprisionados salieron de golpe del sostén. Agarré ambos senos desde atrás y mientras empujaba su culo apretaba bien sus pechos. Esto a ella le producía dolor y a la vez placer. Ella se vino muy pronto, casi no me dio tiempo a disfrutar en su culo. Sus gritos se podían oír en todo el cine estaba disfrutando y recibiendo lo que se merecía. Cuando se corrió se tumbó en el suelo del baño puesto que había quedado echa polvo. Al instante me tiré encima de ella y metí mi polla entre sus enormes pechos. Comenzó a hacerme una cubana completa. Mi polla cada vez que entraba en sus pechos parecía que desaparecía entre ellos. Ella de vez en cuando frotaba mi polla con intención de que pronto me corriese puesto que estaba echa polvo. Mi corrida salió de nuevo de golpe. Saltó entre sus pechos, al pelo y gran parte quedó tirada en el suelo. Al acabar me dijo: - venga vamos antes de que acabe la película puesto que debe estar muy interesante. La verdad, es que, la película no se como acabó porque yo me marché antes de que mi novia me viese y el polvo fue de campeonato. No volví a saber nada más de Pili pero desde entonces, cada vez que veo una madura bien dotada procuro "tirarle los tejos" ... y estas no se resisten puesto que ..... como van a desperdiciar un rabo joven y en plena vitalidad ..... a esa edad.

Lista de Relatos Eroticos Maduras

¡Advertencia! Este sitio contiene material de sexo explícito y está dirigido exclusivamente a público adulto.
Al entrar a este sitio usted certifica que es mayor de 18 años, o mayor de 21 si así lo disponen las leyes que le rigen donde se encuentra,
y que ha entrado voluntariamente a este sitio para ver material de sexo explícito.