Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Pagina de Inicio Agregar a Favoritos
Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Relatos Eroticos de Orgias
Aqui encontraras los mejores Relatos Eroticos, Cuentos Calientes, Historias Cachondas, Fantasias XXX, Confesiones Privadas, Sueños Ardientes

Una noche de borrachera ( Orgias )
Autor: Anonimo | Publicado: 2007-02-09 | Puntaje: 0 | Votos: 0 (Votar)

La borrachera de mi mujer laura y su amiga cristina me abrieron nuevas fronteras al placer. en algunas ocasiones mi mujer laura habia invitado a cristina a quedarse a dormir en casa. es una chica...


La borrachera de mi mujer Laura y su amiga Cristina me abrieron nuevas fronteras al placer.

En algunas ocasiones mi mujer Laura habia invitado a Cristina a quedarse a dormir en casa. Es una chica rubia bastante guapa algo entradita en carnes, y por esa misma razon tiene los pechos enormes, al menos debe usar la talla 110. Casi siempre que se quedaba terminaban ambas charlando hasta altas horas de la madrugada y yo, ya cansado, terminaba metiendome en la cama a la espera de que Laura viniese a hacerme compañia.

La verdad es que Cristina habia despertado mi libido en varias ocasiones pues suele utilizar ropa con trasparencias, zapatos de tacon fino y sobretodo faldas cortas, minifaldas algunas veces. Sabe sacar partido a su cuerpo pues resulta llamativa y hasta que ocurrieron estos hechos que hoy cuento no comprendia como no tenia novio, pues es amable, jovial y simpatica.

Un sabado por la noche estuvimos tomando copas, bastantes copas, con otros amigos. La medio borrachera les dio a ellas por la risa floja, no hacian mas que reirse, contando chistes de todo tipo con voz pastosa. Cuando poco a poco empezaron a desaparecer todos por la hora que era, a Laura solo se le ocurrio invitar a Cristina a pasar la noche en nuestra casa. Salimos del local, ellas tambaleandose, yo intentando ayudarlas para que no trastabilleasen y se cayeran, aunque mi estado tampoco era el idoneo para hacer esas labores. Mientras esperaba a que pasase algun taxi empezaron a hacer el loco, que si no venia ninguno se ponian a hacer autoestop, que las chicas si sabian parar un coche y otras tonterias, acompañadas de flirteos como si estuvieran con el dedo haciendo la señal del autoestopista, mientras dejaban ver una pierna levantando algo la falda. Al hacerlo Cristina revelo que llevaba unas medias con liga de encaje que casi me hacen saltar los ojos, y con la borrachera se levanto tanto la falda que le llego hasta las caderas, llevaba unas bragas negras casi transparentes a juego con las medias. Mire a Laura por si decia algo mientras sucedia este espectaculo, pero ella seguia con la juerga y la acompañaba, mostrando casi totalmente sus piernas.

Aparecio un taxi libre y nos fuimos a casa. Cuando llegamos decidimos tomar unas copas mas, nos lo estabamos pasando tan bien que parecia un delito marcharse a la cama, queriamos continuar la juerga. Yo tomaba a pequeños sorbos mi whisky y no llevaba ni una cuarta parte cuando ellas habian acabado los tequilas que les habia servido. Se pusieron otro, y luego otro y luego otro mas. Empece a perder la cuenta de cuanto bebian. Estaban las dos medio tumbadas en el sofa, las piernas de una encima de la otra de manera que ni se habian dado cuenta que las faldas estaban mas arriba de lo permitido. La vision de las piernas y el comienzo de la zona lujuriosa me habian provocado una ereccion, esperaba que no se hubiesen fijado. Laura tenia tal borrachera que se le cerraban los ojos y cuando intentaba hablar ni se le entendia bien, lo que causaba mas risa. Cristina aguantaba mejor el alcohol y aunque borracha tambien, al menos no se le cerraban los ojos. Laura termino quedandose dormida asi que entre Cristina y yo la hicimos ponerse en pie y como pudimos la llevamos a la cama. Le quitamos la ropa, los zapatos, la falda, los pantys y la blusa.

Ya iba a meterla dentro de las sabanas cuando me fije que Cristina le habia desabrochado el sujetador dejando las preciosas tetas de Laura al aire. Iba a decirle a Cristina que lo mismo su amiga se enfadaria cuando se despertase cuando ella me indico con la mano que me mantuviese callado, y apartandome tomo las bragas de Cristina y se las bajo quitandoselas, el pubis de Laura al aire me hicieron desearla, bajarme a comer su fruto. Logicamente me contuve al estar Cristina alli. Asi desnuda, dejamos a Laura tapada bajo las sabanas y salimos del dormitorio. Aun me quedaba parte del whisky y mucha excitacion como para acostarme inmediatamente, asi que me sente a disfrutar de la bebida.se sento a mi lado. Entonces le pedi explicacion de por que habia desnudado totalmente a Laura. Me contesto que asi a la mañana siguiente se pensaria que habia estado follando, entre risas. Yo notaba su pierna pegada a la mia, mi polla aun excitada abultaba en el pantalon. Cuando mire a Cristina ella se habia fijado y de forma descarada me estaba mirando el bulto. Sin aviso su mano se poso encima de mi polla, agarrandola por encima del pantalon.

- Pobrecita, mira como se ha puesto por culpa de Laura -

Mientras decia esto su mano empezo a moverse agarrando con fuerza. No tuve tiempo de protestar. Si por un instante el miedo a que Laura se despertase y me viese con Cristina habia cruzado por mi mente, ahora se habia marchado y quedaba el placer que estaba empezando a sentir.

Cuando sali de mi asombro la mire. Su cara aparecia iluminada por el deseo, sus labios mojados. Me beso despacio al principio, luego de forma apasionada, abriendo su boca para que mi lengua penetrase en la suya. Lleve una de mis manos a sus pechos notando el volumen y el peso de los mismos. Ella se retiro y mientras dejaba que la sobase me bajo la cremallera del pantalon. Con manos expertas rebusco e hizo salir mi polla henchida. Empezo a masturbarme mientras busco una posicion mas comoda, inclinada, abriendo su boca y dejando que entrase dentro. Al notar la humedad y la calidez me senti correr de placer. Cuando los movimientos se hicieron acompasados me dedique a masajear su pecho, primero por encima de la blusa, luego desabotonando e introduciendo la mano dentro de la copa del sujetador. Cristina se incorporo y se termino de quitar la blusa, despues se desabrocho el sujetador dejando que sus enormes tetas llenasen el espacio que habia entre ambos. Me dedique a lamerle los pezones, ella apretando contra mi boca, mi cara encerrada entre la masa de sus tetas. No tardo en levantarse y quitarse la falda, para a continuacion dejar que las bragas resbalasen por las piernas a traves de las medias hasta el suelo. Tenia ante mi a la amiga de mi mujer casi desnuda, tan solo con las medias, sus jugosos pechos, el pubis solo marcado por una linea de vello rubio, depilado en los lados, terminando en la abertura de su coño humedecido.

Me habia quedado paralizado. De nuevo el temor a ser descubierto por Laura reaparecio y cuando Cristina acerco su cuerpo al mio intentando que siguieramos follando me encontro estatico.

- ¿Que te pasa? - Me dijo.

- Pero...y.. ¿Laura?.

Acerco su boca a mi oreja y me mordio suavemente el lobulo.

- Mira, cariño - empezo a decir - a tu mujercita ya me la he tirado muchas veces. Deberia habertelo dicho ella, pero no se atreve.

Quise apartarla, la noticia corrio como un calambre desde mis cabeza hasta mis piernas. Sin embargo Cristina se resistio. Con manos aviesas me agarro la polla y empezo a frotarla contra su caliente concha. Me sentia enrojecer interiormente, pero mi cuerpo debia pensar en otras cosas porque no tardo en reaccionar ante los movimientos de Cristina. Mi polla se irguio buscando el interior de Cristina y ella respondio introduciendosela, moviendose para lograr que quedara dentro en su longitud. Con las tetas de Cristina pegadas a mi cara deje de pensar en todo para concentrarme en la nueva situacion. Ella cabalgando, mi deseo aumentando, mi mente encendida de placer. Los golpes de su trasero en mis piernas, los de su sexo contra el mio estaban a punto de hacerme estallar cuando Cristina paro y se levanto.

- Ven - me tomo de la mano y me hizo levantarme. Ella iba delante de mi por el pasillo que conducia a las habitaciones. Pense que ibamos a su habitacion cuando en su lugar entro en el dormitorio de matrimonio, donde Laura dormia tranquilamente.

- ¿que haces? - La pregunte. Pero no atendio a mi pregunta. Se acerco a la cama, retiro la sabana y acercandose a Laura empezo a lamerle los pechos a la vez que con sus manos recorrian el cuerpo adormedizo. Laura se agito levemente dejando que su amiga siguiese explorando, su respiracion se hizo mas fuerte. Cristina siguio lamiendo, por los pechos, el vientre hasta llegar a la concha de Laura, que al notarlo se abrio de piernas. En esta postura Cristina me ofrecia su trasero, la linea de su sexo entre las piernas, su ano, me hicieron reaccionar. Entonces ella se puso encima de mi mujer para besarla en los labios. Vi que Laura tenia los ojos abiertos y besaba con ansia a su amiga, con ganas, vi sus lenguas jugar. Cuando Cristina se retiro para seguir lamiendo por otras zonas Laura me miro, con una sonrisa, primero a los ojos, luego bajando para encontrarse con mi polla al aire, hinchada, pidiendo guerra. Me acerque a ella y la bese. Cuando nos separamos me dijo que me desnudara y no me hice de rogar.

Lo que vino a continuacion fue una orgia de besos, lamidas, chupetones, folladas. Experimente la sensacion de estar con dos mujeres, visitando dos coñitos, saboreando los jugos de ambas, siendo acariciado por ellas. Cuando me corri lo hice en sus cuerpos y deje que siguieran jugando juntas hasta que explotaron en orgasmos.

Esa noche compartimos la cama los tres y no hubo remordimientos a la mañana siguiente, sino que pasamos el dia follando libremente, regalandonos placer. Desde entonces la vida sexual entre Laura y yo se ha hecho mas rica, no me importa compartirla con Cristina. A menudo la invitamos a quedarse con nosotros varios dias.


Lista de Relatos Eroticos Orgias


| Confesiones | Control mental | Dominacion | Fantasias | Filial | Gay | Hetero | Infidelidades | Intercambios |
| Lesbianas | Maduras | No consentido | Orgias | Primera vez | Sexo virtual | Transexuales | Varios | Voyeur |
¡Advertencia! Este sitio contiene material de sexo explícito y está dirigido exclusivamente a público adulto.
Al entrar a este sitio usted certifica que es mayor de 18 años, o mayor de 21 si así lo disponen las leyes que le rigen donde se encuentra,
y que ha entrado voluntariamente a este sitio para ver material de sexo explícito.