Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Pagina de Inicio Agregar a Favoritos
Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Relatos Eroticos de Voyeur
Aqui encontraras los mejores Relatos Eroticos, Cuentos Calientes, Historias Cachondas, Fantasias XXX, Confesiones Privadas, Sueños Ardientes

Espiando a mi cuñada (Voyeur)
Autor: Anonimo | Publicado: 2006-05-24 | Puntaje: 7 | Votos: 2 (Votar)

En las vacaciones de verano, cristina, mi cuñada soltera de 19 años nos visitaba desde hace años, pero esta ocasión fue diferente, ella había crecido y se convirtió en un culo de mujer.

En las vacaciones de verano, Cristina, mi cuñada soltera de 19 años nos visitaba desde hace años, pero esta ocasión fue diferente, ella había crecido y se convirtió en un culo de mujer. Ella es blanca de facciones hermosas, unos senos redondos firmes enormes, acinturadita y muy nalgona, es chaparrita y luce muy voluptuosa. Este verano decidí que estrenara el cuarto recién construido con el fin de rentarlo, hice algunas adaptaciones que me permiten observar lo que sucede en el cuarto y en su baño. La iluminación es tenue y permanente, la decoración es muy cálida e intima y algunos espejos me permiten observar desde mi estudio. Yo solo esperaba ver ese hermoso cuerpo mientras se bañaba o cambiaba de ropa, pero lo que pude ver supero por mucho mis fantasías. Después de recibirla me retire a trabajar en algunos pendientes a mi estudio, ella se instalo en el cuarto disfrutando los detalles y disposición de los muebles, orientados hacia los grandes espejos de todas las paredes, buscaba los interruptores pero solo servían para prender algunas luces pues hay 3 luces permanentes que me permiten ver siempre lo que pasa ahí adentro. Puso la radio y se dispuso a desempacar sus maletas, se desnudo dejando ver por primera vez la blancura de su piel, lo plano de su vientre lo velludo y negro que tenia ese triangulo entre sus piernas era una panocha deliciosa lucia carnosita, se quito el brassiere y conocí esos hermosos pezones rosaditos paraditos y de un color rosa igual a su labios eran pequeños pero muy erectos, su ombligo era grande y redondo, se dio la vuelta para levantar sus pantis y se agacho, hay! dios mío empinada me permitió ver su bultito pachoncito y la entrada a esa puchita rosita, y ese culito ese asterisco rosita pequeño y apretadito, pinche chamaca! que buena esta!. Se puso una camiseta grandota a manera de camisón, pensé que se acostaría y terminaría el show. Pero que equivocado estaba, era solo el comienzo. De un pequeño bolso saco unas tijeritas y una crema para depilar, se acostó en el sillón reclinable frente al espejo tras el cual observaba, prendió la lámpara y se abrió de piernas! se iba a depilar! claro una puchita tan peluda se le iba a salir del bikini!. Empezó por recortar lo largo del vello y cada vez se veía mejor su puchita ahora notaba lo carnoso de sus labios y la forma abultadita de su clítoris, dejo las tijeras y se coloco la crema, se recostó con las piernas bien abiertas para dejar a la crema hacer efecto, y esos fueron unos minutos deliciosos, ahí estaba mi cuñada abierta de piernas mostrándome su puchita abierta a través del espojo, si ella hubiera sabido que la observaba, se muere de la pena. Yo estaba con eso a reventar, mi erección me invitaba a masturbarme y a tomar algunas fotos, se incorporo y se retiro la crema, delineando un triangulito arriba del monte, ahora lucia un coñito depilado divino se veía la forma de su puchita abultadita carnosa como patita de camello, ahora sobresalía el clítoris, ¡Que grande se veía!. Se paro, tomo un bolsito rosa de su maletita y saco para mi sorpresa un consolador enorme, se recostó nuevamente en el sillón abrió sus piernas y empezó a acariciar su clítoris con el vibrador, casi me vengo, pero eso lo hice cuando se lo metió en esa puchita que yo consideraba virgen, que delicia ver como se revolcaba, mientras el vibrador hacia lo suyo. La muy cachonda se empinaba para verse en el espejo mientras se lo metía frenéticamente, estallo en un grito y un orgasmo fantástico, yo me vine igual que ella que quedo tirada con el culo abierto y ensartada por ese monstruo de consolador. Lucia hermosa, escurría su pucha desee como nunca poder pasar mi lengua por ese culito. Después de algunos minutos se metió al baño, se ducho y se fue a dormir. Ahora estaba convencido que valía la pena haber construido ese cuarto, me esperaba un nuevo día y una nueva visión, mi meta era cojerme a mi cuñadita, pero esa y lo que paso en los siguientes días son otras historias.

Lista de Relatos Eroticos Voyeur

¡Advertencia! Este sitio contiene material de sexo explícito y está dirigido exclusivamente a público adulto.
Al entrar a este sitio usted certifica que es mayor de 18 años, o mayor de 21 si así lo disponen las leyes que le rigen donde se encuentra,
y que ha entrado voluntariamente a este sitio para ver material de sexo explícito.