Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Pagina de Inicio Agregar a Favoritos
Relatos Eroticos // Mi Pagina de Sexo
Relatos Eroticos de Voyeur
Aqui encontraras los mejores Relatos Eroticos, Cuentos Calientes, Historias Cachondas, Fantasias XXX, Confesiones Privadas, Sueños Ardientes

Mis cuñadas ( Voyeur )
Autor: David_55 | Publicado: 2006-09-10 | Puntaje: 0 | Votos: 0 (Votar)

hola me llamo david, tengo 23 años, soy de madrid y me considero un chico bastante normal, lo único que me pasa es que me encantan las mujeres y es por eso que me gusta ser un poco o bastante voyeur.


Hola me llamo David, tengo 23 años, soy de Madrid y me considero un chico bastante normal, lo único que me pasa es que me encantan las mujeres y es por eso que me gusta ser un poco o bastante voyeur. Y yo digo: ¿A quien no? tratándose de mujeres a las que vamos a ver. Pues bien, la historia que os voy a narrar es totalmente cierta.

Un día estando en casa de mi novia tuve que ir al baño y fue cuando me di cuenta de que en la zona baja de la puerta había como una especie de respiradero, no sé si habréis visto uno alguna vez, y de inmediato se me vino a la cabeza si se podría ver algo, y fue lo que hice comprobar que es lo que se podía ver y cual fue mi sorpresa que se veía todo el baño perfectamente. Al comprobar esto estaba deseoso de poder ver a alguna de mis cuñadas, porque vaya como están. Una tiene 27 años rubia, 1,70 cm, y calculo que unos 63 kilos, tiene unas tetas bien grandes, y un culo bastante prieto, la otra tiene 25 años mide 1, 63 cm, y pesara unos 55 kilos, tiene las tetas más pequeñas pero bien firmes pero su culo es espectacular, las dos son guapísimas y además están en forma ya que les gusta el deporte y lo practican. Es por esto que estoy deseando verlas.

Entonces llegó el día deseado, estando allí en su casa la morena dijo que iba al baño, yo me apresure y dije que yo también iba, (aprovechando que el otro baño esta al lado) pero esta claro lo que hice, me arrodille delante de la puerta me disponía a mirar pero siempre atento no fuese a venir alguien, lo que hacia la situación aún más morbosa si cabe, pues a lo que iba, comenzó a bajarse los vaqueros y se sentó en el retrete, una vez que terminó de mear, cogió un poco de papel para secarse su coñito, mientras hacía esto yo puede observar aquella maravilla, ese coñito rasuradito, lo justo para que no se le viera nada con el tanga, tanga que pasó a subirse, tanguita negro de transparencia que dejaba ver todo su vello púbico, el poco que tenia, una vez que lo tenia puesto.

Con el sonido de la cisterna reaccione y pegue un bote no fuese a verme. Desde ese día mi cuñada me gustaba aún más, pero quedaba poder ver a la rubia. Pero en esta ocasión fue algo mejor, dijo las palabras clave, me voy a duchar, dentro de mi salto la alarma y me puse atento a ver cuando se metía en el baño, cuando escuche que se metió yo de inmediato dije que iba al baño. Y nuevamente allí estaba yo de rodillas esperando ver el espectáculo, se comenzó a desnudar y notaba como se me aceleraba el corazón, primero los pantalones, después la camiseta y llegaba el gran momento, el sujetador, oooooh! que maravilla de tetas, blanquitas, unas aureolas enormes y unos pezones preciosos, solo le quedaba el tanga y no veas como le quedaba, de buena gana se lo hubiese arrancado de un mordisco, en esos momentos tenia la polla durísima y el corazón se me iba a salir por la boca, en ese momento comenzó a masajearse las tetas, madre mía, que malo me estaba poniendo, entonces se giro y empezó a bajarse ese tanga maravilloso y al inclinarse hacía delante para recogerlo que imagen más perfecta. Me dejo ver ese coñito totalmente rasurado que me dejaba apreciar toda su belleza, esos labios que decían, ¡cómeme!, vaya espectáculo que estaba viendo se giro una vez más y pude ver como tenía un hilito de pelos que no se apreciaban muy bien ya que eran rubios.

A continuación se metió en la ducha con lo que me tuve que marchar ya que no se podía ver nada por culpa de la mampara, que lastima. Pero bueno, agudizando un poco el oído, averigüe cuando había terminado y nuevamente corriendo me dirigí a ver aquella maravilla y así fue pude ver como secaba ese cuerpo perfecto, era tal la excitación que tenia que estaba deseando follarme a mi novia y que alguna de sus hermanas nos pillara y se uniera a nosotros.

A los pocos días le tocó a la morena, de la cual solo había podido apreciar días atrás su maravilloso coñito por delante, y una vez más allí estaba yo de rodillas, dispuesto a ver ese maravilloso espectáculo, al igual que su hermana comenzó a desnudarse, y solo de imaginar lo que venia la verga se me puso durísima, está no tenia las tetas tan grandes, pero las tenia muy bien puestas, redonditas y los pezones como dos pitones apuntando hacía arriba, sus aureolas eran pequeñas y oscuras, y por fin el gran momento de ver ese coñito, para mi sorpresa se lo había rasurado por completo, como me gustó aquello, pude apreciar con absoluta claridad aquella belleza, al igual que su hermana cuando se agacho aquello fue genial pude verle el ano tan maravilloso que tenia, perfecto para follárselo al igual que su coñito, sin duda me gustaría que fuera esta la que nos pillara follando y se uniera, unas piernas perfectas. Y al igual que su hermana tuve que esperar a que se duchase para poder apreciar aquella belleza toda mojada, de nuevo.

Desde entonces han sido muchas otras veces las que las he podido ver, y no solo a ellas, sino también a alguna que otra amiga de mi novia y a su prima. Y no han sido pocas las pajas que me he hecho pensando en todas ellas, y todavía hoy sigo esperando a que alguna de las hermanas o amigas de mi novia nos pillen follando y se unan. Os tengo que decir que esto es como una droga, que una vez que pruebas cuesta dejarlo. Os animo a que lo probéis.


Lista de Relatos Eroticos Voyeur


| Confesiones | Control mental | Dominacion | Fantasias | Filial | Gay | Hetero | Infidelidades | Intercambios |
| Lesbianas | Maduras | No consentido | Orgias | Primera vez | Sexo virtual | Transexuales | Varios | Voyeur |
¡Advertencia! Este sitio contiene material de sexo explícito y está dirigido exclusivamente a público adulto.
Al entrar a este sitio usted certifica que es mayor de 18 años, o mayor de 21 si así lo disponen las leyes que le rigen donde se encuentra,
y que ha entrado voluntariamente a este sitio para ver material de sexo explícito.